Entrevista: BALA apunta a lo más alto

Un disparo perfecto para recargarnos de energía

No son muchas las veces que el nombre de un grupo describe tan bien el caracter de una banda, pero en este caso sin duda alguna cumple su premisa. Anx y V, que es como se hacen llamar, son directas sin dudar ni un segundo con cada una de las notas que tocan; y cuando cantan sabes que el disparo fue certero. Una vez las escuches vas a querer recargar el arma. Desde Epitaph Sea no queríamos dejar pasar la oportunidad de charlar con Anx sobre los futuros proyectos de la banda, ya que pese a ser un año un tanto truculento, vienen cargadas de novedades. Poneos los cinturones porque a estas chicas no hay nada que las pare y no dejan de pisar el acelerador.


Para la gente que no os conozca, os definiría como una inyección de adrenalina que no deja indiferente a nadie. ¿Cómo definirías tu a Bala?

Me encanta tu definición (risas). A mí me cuesta ser precisa, la verdad. Pero sí creo que lo que hacemos es una mezcla de estilos que se acercan a la onda noventera, y que el volumen, los gritos y «el ruido» que hacemos en directo es nuestro desahogo, nuestra bomba de escape.

Estamos en una supuesta «nueva normaliad», pero los meses de confinamiento no fueron por lo general tarea fácil. ¿Cómo lo llevó la banda? ¿Aprovechasteis para crear nuevo material o, por el contrario, os dedicasteis a pulir futuros proyectos?

Lo cierto es que al principio no fue fácil, porque ver cómo se iban cancelando uno a uno todos los planes que teníamos fue un palo, porque tenemos el disco listo desde hace tiempo y nada nos hacía más ilusión que empezar a tocarlo en directo. Pero nos adaptamos a la situación, por supuesto. No preparamos nuevo material, pero sí hicimos un breve directo en Instagram y algunas charlas, además de una versión de Omertá desde casa, y también una versión de Kyuss con nuestro amigo Pedro (Moura) al bajo.

Como nos has dicho, habíais anunciado nuevo disco, en el que incluso hay colaboraciones. Entiendo que con todo esto que pasó, se ha tenido que retrasar todo. ¿Cuándo podremos escuchar ese nuevo disco? ¿Puedes adelantarnos algo?

Puedo adelantarte que tenemos un single a punto de salir. Hemos grabado un videoclip y estamos muy emocionadas con eso, deseando poder enseñarlo. Pero el disco entero llegará finalmente en 2021. Toda esta situación ha cambiado los planes y los tiempos por completo.

Hace dos años tocasteis por primera vez en el Stoned and Dusted en California, y este año os tocaba regresar al desierto. Supongo que la experiencia de la primera vez fue buena. ¿Podrías hablarnos algo de ella? Pudimos veros en el streaming que hicieron en el evento Couchlock and Rock, tuvo que ser una experiencia increíble.

Yo suelo decir que si solo pudiese escoger un concierto de Bala, me quedaría con ese… Y mira que no es fácil, que por suerte hemos tocado en sitios increíbles, pero es que tocar allí fue demasiado especial, inexplicable. El lugar, la gente, las bandas a las que acompañamos aquella noche… Hicimos buena amistad con músicos de grupos a los que admiramos desde que somos adolescentes… Un sueño cumplido, yo aún no me lo acabo de creer. Volveremos, seguro que sí.



A principios de este mes de Septiembre grabasteis «vuestro primer concierto del año». Aunque no fue con público, ¿qué tal la sensación de volver a «pisar un escenario»?

¡Genial! Efectivamente fue un poco distinto, porque nos encanta conectar con el público, hay una canción en la que yo siempre bajo y coloco el micro entre la gente… Es una sensación brutal… Entonces en ese sentido fue un poco frío. Pero con las ganas que teníamos, el simple hecho de poder tocar nos pareció maravilloso y lo disfrutamos un montón.

En poco tiempo habéis crecido de manera importante, cada vez más festivales cuentan con vosotras, y el nombre de Bala ya no es tan desconocido. ¿Hay algún sitio donde te gustaría que os llamaran para tocar?

Tenemos la suerte de haber podido tocar tanto en festivales enormes como en salas pequeñas con el público muy cerca, y lo cierto es que cada cosa tiene su punto especial. Gozamos muchísimo cualquiera de las dos «modalidades». Pero sí que nos encantaría, por ejemplo, poder acompañar abriendo una gira a alguna banda que nos flipen, como L7, Melvins… Eso sería brutal.

Escuchando vuestra discografía, se ven inspiraciones desde el punk al stoner. ¿Qué grupos dirías que fueron los que os llevaron por ese camino? Si pudiéramos cotillear en tu colección privada de vinilos, ¿qué nos encontraríamos?

Yo creo que Bala es una mezcla de un montón de cosas que tenemos las dos en la cabeza. Al haber tantos palos distintos me cuesta definir lo que hacemos, pero sí que creo que hay algunas influencias de grupos que nos flipan a las dos, como Melvins, Nirvana, L7, Black Sabbath, Kyuss, Distillers…

En mi colección de vinilos hay prácticamente de todo, la verdad. Desde todo eso que acabo de nombrar hasta Camarón, pasando por Pink Floyd, Coltrane, Janis Joplin, Jimi Hendrix… y punk, mucho punk.

Me llama la atención que vuestro primer disco Human Flesh fue integramente en inglés y el segundo dos años después, prácticamente todo en castellano, incluso con un tema en gallego. ¿A qué fue debido ese cambio?

Human Flesh para nosotras fue una especie de experimento. Estábamos probando cosas, qué hacer, hacia dónde tirar… Fueron temas que hicimos en tres meses y los grabamos a continuación. Pero Lume creo que es un disco que nos representa mucho más. Teníamos ya todo más claro en cuanto a sonido, y una de las cosas que quise dejar atrás fue lo de cantar en inglés. A V le molaba, ella escucha mucha más música en inglés que yo, pero le propuse lo de cantar en nuestros idiomas, y le acabó gustando. El disco nuevo verás que también sigue ese camino.

A día de hoy sigue habiendo pocas bandas femeninas en el mundo del rock, pero vosotras con vuestra energía y potencia os vais abriendo paso poco a poco. ¿Fue un proceso difícil?

Creo que no nos podemos quejar de cómo nos ha ido a lo largo de estos años, somos muy afortunadas. Pero sí que es cierto que hay mucho esfuerzo y mucho trabajo detrás. Simplemente hemos hecho lo que nos apetecía en cada momento, pero dedicándole muchas horas y poniéndole pasión. Anécdotas desagradables de desigualdad aparte (que las hay), nuestra música ha sido bien recibida por el público, y esa es una recompensa brutal.


Bala vistas por Facundo Pardo y Andrea Sánchez


A parte escucharte con Bala, pudimos disfrutar de tu voz en las tres ediciones del evento solidario Punk Para Perretes, un concierto benéfico en A Coruña que recauda fondos para las protectoras de animales. ¿Qué me puedes contar de esa experiencia?

He tenido el honor de haber podido participar en esta iniciativa desde la primera edición. La verdad es que no puede ser más divertido juntarse con colegas para versionar temazos de esos que llevamos escuchando toda la vida. Y si con eso ayudas a una protectora que se deja la vida por nuestros queridos perretes, la cosa ya es más que redonda. ¡Por muchos más años de Punk Para Perretes!

Han sido, y siguen siendo, unos meses muy difíciles para el mundo de la cultura. Recientemente hubo manifestaciones para reivindicar que la cultura es segura. Como artista, ¿qué opinas de esta situación?

A mí me toca por varios frentes, porque también me dedico a la cultura y al mundo de los eventos fuera del grupo. Y lo veo mal. Creo que se juzga y se criminaliza al sector sin pararse a pensar en la cantidad de gente que vive de esta industria, y en que por supuesto que es posible hacer una cultura segura. No hay ayudas, no hay apoyos, no hay plan B. Es una pena ver todas las promotoras, salas y demás que están desapareciendo por culpa de la situación actual. Como banda, estamos aguantando el temporal, con todo cancelado en un año que iba a ser prometedor, con giras por el mundo adelante y un tercer disco a punto de salir. No queda otra que seguir y confiar en que vendrán tiempos mejores, pero está siendo duro, porque además en este año difícil nos falta justamente lo que más nos llena: salir a tocar.

Por último, una pregunta que nos encanta hacer. Ya lleváis unos años recorridos, incluso cruzando el charco. Seguro que tenéis acumuladas unas cuantas anécdotas. ¿Podrías compartir alguna divertida con nosotros?

Buf, la verdad es que tenemos unas cuantas, algunas más confesables que otras… Una de mis favoritas fue hace ya unos cinco años en una sala pequeña en Galicia. Uno de los organizadores llegó tarde por culpa del trabajo, solo pudo ver una canción y estaba muy fastidiado… Entonces, en cuanto terminamos de tocar ¡¡volvimos a empezar!!

Muchas gracias por tu tiempo Anx, esperamos veros muy pronto subidas a un escenario. Tanto yo, como todo el equipo de Epitaph Sea ¡os deseamos lo mejor!

  • El arma sois vosotrxs, ellas la munición. Disponible en grandes almacenes como Facebook, YouTube e Instagram.
  • Si lo vuestro es el negocio local, podéis abasteceros en su BandCamp o directamente con ellas en su web oficial.