CRÓNICA: THE BABOON SHOW + GRIMA

Sala Capitol, Santiago de Compostela - 10 de Marzo

«Por fin»
Fueron las dos palabras que mas se pudieron escuchar en esta vuelta «a la normalidad», siempre que nos referimos a los conciertos en salas de música. Esos lugares mágicos llenos de arte y tan olvidados por las instituciones cuando «la cosa» se puso fea. Tener la posibilidad de disfrutar de una banda como The Baboon Show al lado de casa, en uno de esos lugares llenos de magia mas míticos de la provincia, hace que la única respuesta posible sea un SI rotundo cuando se nos preguntó nuestra asistencia. Os recomendamos que para ver las increíbles fotografías en la mejor calidad posible hagáis click derecho y abrir en una pestaña nueva.


La calma antes de la tempestad.


Grima es la banda elegida para acompañarnos en esta velada. Tras una cancelación de última hora por parte de Niña Coyote eta Chico Tornado. Este dúo de Pontevedra formado por bajo y voz (Laura), y batería (Facundo), se encargó perfectamente de caldear el ambiente. Con sonidos muy pesados y contundentes, no dejaban un rincón de la caja torácica sin retumbar. Tocaron algunos de sus temas más conocidos, y nos regalaron la oportunidad de escuchar en primicia algunos de sus nuevos temas, como su primer single Ácido, de su próximo álbum «A ver ahora» que sale a finales de este mes.

Se despidieron dejando claro que son una banda a tener muy en cuenta, a la que no perderemos de vista e invitamos a todos los que nos estáis leyendo a que hagáis lo mismo.



Toca el turno de The Baboon Show. A pesar de ser jueves y tener la típica noche de Santiago de Compostela, lluvia y viento; no impide que la sala se llene y nos sintamos como en tiempos pre-pandémicos. Gente de todas las edades preparados para un único propósito en común: disfrutar del rock y evadirse un rato de la realidad. Los suecos llegan con su gira de presentación de su nuevo disco «Oddball». ¿Se os ocurre mejor manera de arrancar el concierto que con el tema homónimo de su nuevo trabajo? Desde las primeras notas rumbo al cie… ¡Al infierno!



La energía que desprende Cecilia es única y contagiosa; saltos desde el bombo, volteretas, crowd surfing todas las veces que se le pasaba por la cabeza, pasar del fondo del escenario a estar bailando en una de las barras de la sala, con cambio de vestuario a mitad de show incluído; sin palabras la energía que desprende. Un concierto sin tiempo para el aburrimiento. Recordando temas que ya son himnos como «Me, Myself and I» o «You Got a Problem Without Knowing It», y dejando como regalo para el final la mítica «Radio Rebelde». Un setlist impresionante con 20 temazos.

Con un sonido super limpio, con esa mezcla tan personal de punk rock y un juego de luces con el que disfruté enormemente sacando fotos, consiguieron que el tiempo pasara volando y salieramos de la Sala Capitol con un «buen sabor de boca». Bastaba con ver las caras de satisfaccion de la gente con la que compartí espacio, para saber que efectivamente fue una estupenda manera de volver a disfrutar de la música en directo tal y como la recordábamos.

Ahora, ¡a por el siguiente!


Crónica y fotos: Cristina Caridad