SLAYER – Dead Skin Mask

¿Qué macabra historia esconde este genial tema?

SLAYER, banda representativa del thrash metal desde el nacimiento del género en los ’80, siempre han destacado por otorgar a sus fans canciones llenas de oscuridad, guerra o desazón, usando para ello personajes históricos y literarios. Así, con el encanto grotesco por este tipo de personajes, es en 1990 con el álbum “Seasons of the Abyss”, dónde encontramos el tema “Dead Skin Mask”, espectacular por su lírica y línea musical. “Máscara de piel muerta”: una canción con ese nombre tiene que ser Slayer en esencia pura. Tenebroso y diabólico. ¿Queréis saber por qué, quién la viste o qué significa esa máscara?

El personaje en el que se han basado para esta canción se llamaba Ed Gein; así Tom Araya se mete de lleno en la piel de uno de los más sórdidos asesinos de los Estados Unidos. Ed Gein (1906-1984),  también llamado “el carnicero de Plainfield”, ha servido para inspirar películas como “La matanza de Texas” o “El silencio de los inocentes”. Creció en un pueblo de Wisconsin. Tuvo una infancia difícil, ya que su padre era una persona poco afectiva con su familia, además de tener graves problemas de alcoholismo; mientras que su madre poseía fuertes ideales religiosos que la llevaron a despreciar a los hombres y considerar a las mujeres como la fuente misma del pecado. Esto produjo que Edward Gein y su hermano Henry tuviesen una infancia estricta y desequilibrada. Adoctrinado con severa disciplina, acabó desarollando un carácter totalmente asocial.



Su padre falleció a los 66 años, así que los hermanos trabajaron para sustentar a la familia. Su hermano comenzó a desafiar los ideales religiosos de su madre repetidamente y terminó falleciendo en un incendio en extrañas circunstancias. Posteriormente, su madre sufrió un paro cardíaco que la dejó en cama durante los siguientes doce meses, finalizando su vida en 1945 y dejando completamente solo a Edward Theodore Gein. Durante esos años, en la mente de Ed se fue creando una perversa fascinación por lo femenino y a la vez un rechazo motivado por su educación arcaica. Con el paso del tiempo las inclinaciones morbosas y enfermas pasaron a la acción y comenzó a realizar múltiples actos execrables.

Debido a la desaparición de Bernice Worden el 17 de noviembre de 1957, la investigación policial les llevó hasta la casa de Ed, en la cual, para mayor y horrible sorpresa, pudieron contemplar un macabro espectáculo: el cuerpo de Worden colgado por los tobillos, decapitado, abierto por el torso y eviscerado. Entre otros macabros hallazgos, encontraron también:

  • Diez calaveras a las que les había quitado la parte superior para servir de tazones y ceniceros.
  • Pantallas de lámparas y asientos hechos de piel humana.
  • Platos de sopa hechos con calaveras.
  • Calaveras ancladas en los postes de su cama.
  • Los órganos de Bernice en el refrigerador.
  • Un cinturón de pezones humanos.
  • Una caja de zapatos con nueve vulvas.


Al ser interrogado admitió que abría las tumbas de mujeres recientemente fallecidas y robaba los cuerpos, llevándolos a su casa donde curtía las pieles para hacer sus posesiones. También admitió haber asesinado a Mary Hogan, una camarera desaparecida desde 1954. Nunca fue probado ni admitido por él que cometiera canibalismo, también negó haber violado a las mujeres muertas, apelando que «olían muy mal».

Fue declarado enfermo mental y pasó el resto de sus días en una institución psiquiátrica donde destacó por su buen comportamiento. Mientras Ed Gein se encontraba detenido, su casa ardió hasta los cimientos, seguramente a causa de un incendio provocado. Su camioneta fue subastada y el comprador hizo negocio con ella llevándola de tour por varias ciudades y cobrando por ver su interior «decorado» con sangre falsa. Ed falleció en el verano de 1984, a la edad de 77 años, por insuficiencia respiratoria.


Dead Skin Mask

How I’ve waited for you to come.
I’ve been here all along.
Now that you’ve arrived.
Please stay a while.
And I promise I won’t keep you for long.
I’ll keep you forever.

Graze the skin with my finger tips
The brush of dead cold flesh pacifies the means
Provocative images delicate features so smooth
A pleasant fragrance in the light of the moon

Dance with the dead in my dreams
Listen to their hallowed screams
The dead have taken my soul
Temptation’s lost all control

Simple smiles elude psychotic eyes
Lose all mind control rationale declines
Empty eyes enslave the creations
Of placid faces and lifeless pageants

In the depths of a mind insane
Fantasy and reality are the same

Solo: King, Hanneman, King, Hanneman

Graze the skin with my finger tips
The brush of dead warm flesh pacifies the means
Incised members ornaments on my being
Adulating the skin before me

Simple smiles elude psychotic eyes
Lose all mind control rationale declines
Empty eyes enslave the creations
Of placid faces and lifeless pageants

Dance with the dead in dreams
Listen to their hallowed screams
The dead have taken my soul
Temptation’s lost all control