MOURA nos conecta con nuestros ancestros

Diego Veiga es nuestro anfitrión en el viaje que la banda gallega nos propone

Cuentan las leyendas que existe un lugar donde cinco druidas, rodeados de sus hermanos, rinden culto al rock psicodélico partiendo de los sonidos folklóricos inspirados por la naturaleza y los mitos de las tierras gallegas. El ser humano permanecía en sus cuevas a las que se las conocía como hogares mientras el mundo natural volvía dominar el vasto terreno que se le había robado. Mientras teníamos que permanecer recluídos MOURA nos recordaba aquello que con el paso de las generaciones se nos ha ido olvidando; tenemos un pasado y su historia merece ser contada. En un mundo caótico lleno de negatividad su sonido calma el espíritu y consigue que cerremos los ojos, mientras sus letras nos hacen viajar a una época en la que el miedo era infundido por un anciano al calor de una hoguera. Su cantante Diego Veiga hace que sintamos ese gratificante calor cada vez que su aparato fonador se pone en marcha. El 1 de Abril comenzaba a ser escuchada una historia compuesta por cuatro actos: Eira; Da Interzona a Annexia; O curioso caso de Mademoiselle X y Ronda das Mafarricas. Es una obra que no quedará en el olvido y os recomendamos escucharla lo antes posible. 



Muchas gracias por atendernos. Es un verdadero placer que nos dediques un poco de tu tiempo.

Gracias a vosotr@s por el apoyo e interés sobre nuestro proyecto.

Los bardos suelen usar el idioma que más se habla para llegar al máximo de personas que suelen ser el hábitat natural de una buena taberna. Vosotros rompéis con eso y decidís llegar a los corazones de la gente a través del gallego.

El gallego es nuestra lengua nativa y la figura del bardo está muy presente en la literatura del Rexurdimento. En nuestro concepto creemos que es la única voz ritual posible para hablar de nuestra tierra y folklore a través de la psicodelia y el rock progresivo; aunque no sea muy habitual en estos géneros, como lengua madre del portugués ya hemos visto que es igual de universal en movimientos como el “tropicalismo”.  

Una hoguera al anochecer y como único sonido el crepitar de la madera o la ausencia total de sonido para componer esas maravillosas historias que nos narras en vuestro debut.

Para componer las letras suelo trabajar sobre las ideas melódicas y el concepto de cada tema con la guitarra acústica o el silencio de la noche aunque no me importaría contar con la posibilidad de una hoguera o chimenea, el fuego siempre es inspirador… jeje…

Vuestros temas son increíblemente elaborados. ¿Cómo trabaja la banda para poner música a tus letras?

Normalmente la música surge primero gracias al trabajo conjunto sobre ideas, riffs y mucha improvisación y así va surgiendo también la línea melódica de la voz, que se une al resto de los ingredientes de la pócima ejerciendo de guía del viaje.

Me intriga el último tema del disco. ¿A qué rinde culto la banda «versionando» esa cantiga?

“Ronda das Mafarricas” de Zeca Afonso fue el tema que nos enseñó las posibilidades de la mezcla de folk tradicional galaico con otros sonidos foráneos como puede ser el rock progresivo. Es la canción que, tendiendo un puente fraternal con Portugal, dió paso hacia un viaje introspectivo, a nuestros ritos ancestrales, a los que somos en esencia.

La edición del álbum es una declaración de intenciones. En todos los formatos posibles. Tengo entendido que los vinilos han sido muy bien recibidos.

A pesar de ser editado en medio de una pandemia mundial estamos muy agradecidos por la gran acogida tanto del público como de la crítica especializada de varios países y la primera edición está cerca de agotarse.  El vinilo sigue siendo nuestro formato fetiche tanto por la ceremonia que conlleva su escucha como por las posibilidades que ofrece al diseño aunque los tiempos cambian y  evidentemente queríamos que lo escuchase la mayor gente posible.

Estoy seguro de que Fernando (hammond y sintetizadores) no ensaya todas las locuras que realiza a modo de acróbata durante el show. ¿Qué significa para vosotros el directo? Sois como una tormenta encima de un escenario, con momentos de intensidad rodeados de pacífica calma.

El directo es el ritual por excelencia. En él podemos dar rienda suelta  a la energía que generamos entre los cinco y esa es una sensación maravillosa en la que pueden pasar esas cosas que mencionas, especialmente cuando logramos que el trance sea comunal con la audiencia, que nos acompañe en ese viaje con momentos de luz, caos, oscuridad, equilibrio, etc, presentes en la vida, en el universo.

Vivimos tiempos muy difíciles para los músicos y nadie sabe cuando vais a poder presentarnos el disco en directo. ¿Cómo afecta este virus a un artista musical? Parece que sois los grandes olvidados de esta crisis.

Pues en nuestro caso ha sido un duro mazazo tener que cancelar toda la gira promocional y los distintos planes que teníamos proyectados tras la salida del disco pero la música y el arte continúan aún en las circunstancias más adversas porque son imprescindibles para entender la existencia humana. Nos enfrentamos a un futuro incierto en muchos campos y toca reinventarse en algunos aspectos pero hemos continuado componiendo temas nuevos y reconduciendo los planes preexistentes. (Acaban de publicar el videoclip «Quen Poidera Namorala», en una maravillosa y divertida versión confinamento)



Todo esto pasará y seguro que la presentación del disco será un éxito. ¿Cuál es el festival en el que a MOURA le encantaría ofrecer su show?

Teníamos muchas ganas de presentar el disco con A Irmandade Ártabra en el Barcelona Psych Fest y en el Sound Isidro junto a Boogarins y esperamos que sea posible cuando las cosas se calmen un poco. Hay muchos festivales con localizaciones mágicas en los que nos gustaría poder tocar como el Dunajam, Levitation (Austin, USA), Palp Festival (Suiza), Stoned & Dusted (California, USA), Pickathon (Oregon, USA) y todos aquellos que quieran contar con nosotros.

La banda tiene una meta clara en mente o se dejará llevar por los devenires del caprichoso destino.

Nuestra meta sigue siendo hacer música juntos, editarla y poder seguir mostrándola a cuanta más gente mejor. Tan pronto como sea posible, queremos presentar el disco y seguir trabajando en los proyectos que se truncaron por la pandemia.

Espero que se os de el reconocimiento que personalmente creo que merecéis. Ahora mismo sois una vacuna 100% garantizada para evadirse del presente y que cada uno viaje al destino que su mente le lleve durante los casi 40 minutos que nos ofrecéis de algo que será muy grande.

Graciñas por vuestras palabras y cariño. Esperamos poder seguir este largo viaje todos juntos. Un saludo e LUMEEE!!!