GHOST – Elizabeth

La oscura historia de la mujer detrás de la cancíón.

Opus Eponymous fue el primer disco de Ghost que vio la luz hace ya 10 años. Un Nameless Ghoul contó en una entrevista para «Exclaim!» que fueron las canciones lo que causó que Ghost se convirtiera en una banda teatral y no al revés. El misterioso miembro de la banda sueca también explicó que todo el proyecto que conocemos hoy en día nació con el riff de «Stand by Him». Pero no es de ese tema del que hoy os hablaremos, sino del cuarto corte de Opus Eponymous ¿Quien era «Elizabeth? ¿Que historia hay detrás?

 La mujer detrás de esta canción es Báthory de Ecsed, que ha sido fuente de inspiración para muchos músicos. Candlemass, Kamelot, Rob Zombie, Slayer, Cradle of Filth, Behemoth o Venom son algunos de los muchos grupos que han sido influenciados por la historia de la Condesa Sangrienta.

Isabel nació en 1560 en Byrbathor, una ciudad de la región de Transilvania, en la Hungría profunda, «el país más salvaje de la Europa feudal», según la escritora francesa Valentine Penrose, autora del libro «La Condesa Sangrienta». Un país salvaje y, como casi siempre en su historia, dividido, con una parte ocupada por los turcos y la otra en manos de los Habsburgo austriacos.

Retrato de Erzsébet.

Isabel pertenecía a una de las familias más adineradas y poderosas del país. Era sobrina de Istvan BáthoryPríncipe de Transilvania y Rey de Polonia entre 1575 y 1686. Pasó su infancia en el castillo de los Ecsed, la rama más extravagante de los Báthory, repleta, como consecuencia de los matrimonios consanguíneos, de locos y tarados.

Se dice que a los cuatro años Isabel sufrió ataques de epilepsia o algún otro trastorno neurológico, pero remitieron pronto y no parecen tener relación con su comportamiento posterior. Fue educada con esmero, algo inusual para su tiempo, cuando muchos nobles ni siquiera sabían leer y escribir. Pero Isabel hablaba húngaro, latín y alemán, y además era guapa. Todo un partido… en apariencia.

A los 15 años fue obligada a casarse con el conde Ferenc Nadasdy, que tenía 26 y se pasaba la vida batallando contra los otomanos. Tuvieron tres hijas y un hijo y vivieron en el castillo Ecsed con la madre de Ferenc, su odiada suegra Úrsula. Una primera muestra de la crueldad de Isabel aparece en la correspondencia que sostuvo con su marido ausente, en la que ambos intercambian ideas sobre las técnicas más apropiadas para castigar a los criados.

Castillo de Čachtice, antigüa propiedad
de la Condesa.

La condesa administró el castillo con mano de hierro y brutales palizas a las sirvientas, a las que golpeaba con un pesado mazo o les pinchaba con agujas debajo de las uñas, por citar algunas de sus diversiones predilectas. Por otro lado, a Isabel le atraían sexualmente las mujeres, pero sus prácticas sádicas, siempre con golpes y sangre, asustaban a las incautas que se prestaban inicialmente a sus requerimientos.

La muerte de Ferenc Nadasdy en 1604 fue el punto de inflexión definitivo en la espiral de violencia de Isabel, que al verse viuda dio rienda suelta a toda su psicopatía. De entrada echó del castillo a su suegra y al resto de parientes de su marido, y con la ayuda de su cómplice Darvulia, una supuesta bruja de la región, montó un siniestro laboratorio en los sótanos del castillo y se dedicó a las prácticas de magia negra. Entre los aparatos de tortura que guardaba en las mazmorras había un autómata llamado «La Virgen de Hierro», una dama metálica con un mecanismo que clavaba puñales, además de diversos atizadores enrojecidos al fuego, ganchos y todo lo que la imaginación pueda concebir en estos casos.

Según el mito, Elizabeth Báthory se transformo en una cruel asesina en serie obsesionada por la belleza, tratando de mantenerse joven para siempre, y según ella, la fuente para obtener la eterna juventud era la sangre de las chicas a las que torturaba.Bebía su sangre o se bañaba en ella para conseguir si fin.

Durante un tiempo se mantuvo impune porque elegía a sus víctimas entre las siervas y campesinas, a quienes en esa época aún feudal un noble podía tratar como un objeto, pero tras la muerte de DarvuliaIsabel se olvidó de las precauciones y empezó a raptar también a jóvenes de buena familia. Los rumores llegaron pronto a la corte, donde la Condesa no contaba con muchas simpatías.

Los soldados del Conde Thurzo ordenados por el Rey Matyas entraron en el castillo sin encontrar resistencia y allí estaban a la vista, según dijeron, los cuerpos desangrados, los instrumentos de tortura, el horror. De debajo del castillo exhumaron los cuerpos de 50 muchachas más. Y el diario de Isabel contaba día por día sus víctimas, con todo lujo de detalles, hasta sumar un total de 612 jóvenes torturadas y asesinadas. Por todas partes había toneles de ceniza y aserrín, usados para recoger la sangre que se vertía tan pródigamente en aquel lugar. Debido a esto, todo el castillo estaba cubierto de manchas oscuras y despedía un tenue olor a putrefacción.

A pesar que la ley impedía que una noble fuese enjuiciada, ella lo fue. En el juicio, Isabel se negó a declarar, acogiéndose a sus privilegios nobiliarios. Es hallada culpable y sentenciada a confinamiento solitario a cadena perpetua en la mazmorra de su propio Castillo, ordenándose que se sellaran puertas y ventanas de la habitación donde permanecería hasta su muerte.Sólo dejaron una pequeña abertura para entregarle alimentos, y allí vivió emparedada durante casi cuatro años, media muerta de hambre y de frío, nutriéndose de la escasa comida que le hacían llegar . Nunca mostró arrepentimiento ni llegó a entender por qué la condenaron. Murió el 21 de agosto de 1614, al anochecer, «abandonada de todo y por todos».Se dice que uno de los carceleros vio a la Condesa Isabel Báthory, caída en el suelo, boca abajo, muerta después de haber pasado cuatro largos años emparedada, sin ni siquiera ver la luz del sol.La llevaron a enterrar en su pueblo natal, todos sus documentos fueron sellados durante más de un siglo, y se prohibió hablar de ella en todo el país.

Elizabeth

Underneath the moonlight of old Hungarian skies
You buried in the blood-drenched earth
These barren lands of ice
She was an evil woman with an evil old soul
Her piercing eyes emotionless
A heart so black and cold

Elizabeth, in the chasm where was my soul
Forever young, Elizabeth Báthory in the castle of your death
You’re still alive, Elizabeth

Her pact with Satan
Her despise of mankind
Her acts of cruelty and her lust for blood
Makes her one of us

Our ancient countess was refused her desires will
To bathe in pure fresh blood
She’d peasant virgins killed

Elizabeth, in the chasm where was my soul
Forever young, Elizabeth Báthory in the castle of your death
You’re still alive, Elizabeth

Elizabeth, in the chasm where was my soul
Forever young, Elizabeth Báthory in the castle of your death
You’re still alive, Elizabeth