Cirith Ungol – Forever Black

El heavy más épico conquista la redacción de Epitaph Sea en el que a buen seguro será uno de los discos del 2020. Uno de los regresos más esperados.

Hay ciertas ocasiones en las que los sueños se hacen realidad y exactamente es lo que sucederá el viernes 24 de Abril cuando se edite el nuevo material de los californianos Cirith Ungol. Muy lejano queda «Paradise Lost», último larga duración que data de 1991. Casi 30 años en los que únicamente nos volvieron a dar de su droga en 2018 con el single «Witch’s Game». La idea de la banda era sacar a la venta el disco y presentarlo en el festival alemán Keep It True, en los que eran cabezas de cartel, el día de su lanzamiento. Todos somos conocedores del devastador efecto del coronavirus en los festivales y lo que iba a ser una auténtica fiesta en escasos días, se pospone para Agosto, en principio. «Forever Black» es un disco que no decepcionará a los fanáticos de la banda. Robert Garven, Tim Baker y compañía no se han olvidado de componer himnos apocalíticos. Desde el primer segundo se reconoce ese sonido tan característico y sabemos que lo que estamos escuchando es 100% Cirith Ungol tal y como los recordábamos. Es la unión perfecta de cada uno de sus discos anteriores donde las piezas encajan a la perfección.

Una vez que la aguja de vuestro tocadiscos toque el vinilo comenzará a sonar la introducción «The Call», breve y efectiva creando el ambiente perfecto. Tenemos un minuto para terminar de ajustar nuestra cota de malla, desenfundar nuestra reluciente espada y comenzar a dar golpes al escudo e infundir temor al rival que nos encontraremos en el campo de batalla. «Legions Arise» a buen seguro es uno de los temas más rápidos en su carrera, directo y sin descanso. Los años pasan pero han sido leales a ellos mismos.
«The Frost Monstreme» y «The Fire Divine» hacen que recordemos su debut «Frost & Fire». La primera es una variación del riff principal del citado disco dándole un toque oscuro con increíbles solos de guitarra y el combo bajo/batería da la impresión de que nos retan a un duelo del que a buen seguro saldríamos perdiendo. La segunda nos ofrece un ritmo sencillo y alegre, muy rockero, que consigue que nos hierva la sangre cuando aparecen los coros. En cuanto Jim Barraza comienza con los solos con Rob Garven galopando a su lado únicamente pensaremos: ¡HOSTIA JODER SI!

The stars have aligned, the spheres coincide,
We lead you from darkness, to stand by our side.

Tim Baker sigue siendo esa bestia increíble y sus chillidos son una poderosa fuerza de la naturaleza. En un enfrentamiento directo con Ciri la destrozaría. Los que habéis visto The Witcher entenderéis a que me refiero. Con la edad calmo respecto a los primeros discos pero esa oscuridad que sale de su garganta sigue presente y es algo que nos encanta. Domina a la perfección los diferentes registros que necesita y ofrece una «masterclass» de como realizar un trabajo impecable sin fallos. El ejemplo perfecto lo encontramos en el siguiente tema, «Stormbringer», la canción más épica posible. Es la banda sonora de una escena que todavía no existe porque está por encima de todo lo escrito o dirigido en términos de fantasía. El punteo que suena cuando comienza, la letra, las guitarras y el ritmo de la batería retumbando en el pecho hasta el culmen cuando los coros hacen acto de presencia, convierte el tema en un placentero orgasmo.

Hemos devorado ya la mitad del álbum, «Fractus Promissum» hace acto de presencia con Jarvis Leatherby azotando su bajo y una locura en las guitarras con una especie de solos al final de cada verso, mientras Tim muestra su faceta más agresiva. «Nightmare» y la oscuridad es lo siguiente que vamos encontrar. 6 minutos de canción que trae a nuestra mente discos como el «Heaven and Hell» de Black Sabbath, a buen seguro será la favorita de los amantes de los clásicos. «Before Tomorrow» acude a nuestro rescate y nos levanta un poco el ánimo cuando nos encontrábamos hundidos en los negros recovecos del alma. Un tema mucho más melódico donde la luz vuelve a brillar en el horizonte. Un gran solo de guitarra es la antesala de la vuelta a las voces menos siniestras y esos agudos que tanto nos gustan. La canción nos prepara para el gran final. La gloria será nuestra cuando nos adentremos en el fervor de la batalla con «Forever Black». Tim nos guiará ofreciendo consejo e instrucciones de como derrotar al feroz enemigo, mientras Robert ofrece la parte más potente de batería del disco. Es un himno, ¡es nuestro himno!. Miramos alrededor y nos encontramos en nuestro hogar. 39 minutos antes decidimos escuchar un disco que en posteriores escuchas nos adentrará en distintos escenarios de guerra, destrucción, oscuridad, grandeza; donde los héroes somos nosotros. Han vuelto los putos Cirith Ungol.

24 Abril / Metal Blade Records

Tracklist

1. The Call

2. Legions Arise

3. The Frost Monstreme

4. The Fire Divine

5. Stormbringer

6. Fractus Promissum

7. Nightmare

8. Before Tomorrow

9. Forever Black